sábado, 29 de agosto de 2009

El frío de mis labios

Antes que nada, me gustaría comentar un poco este soneto. Lo escribí hace cuestión ya de casi un año. El motivo por el que lo publico es porque hace un par de días encontré el folio donde lo escribí a mano en uno de mis muchos trayectos en tren. Espero que os guste. Por cierto, perdonad que actualice poco últimamente, pero no encuentro mucho tiempo para escribir. Un saludo.

Tú lo sabes y yo lo veo en tus ojos,
la soledad que habita en nuestra boca,
la distancia que nos separa y toca
nuestra mente llena de sueños cojos.

Y me asomo a otro amanecer rojo
y veo pasar veloz la vida loca
y en estos sueños que mi mente evoca
te creo ver y con mi angustia me mojo.

Cosas de la vida, dicen los sabios,
amor y distancia, distancia y amor,
dolorosos andan de la mano.

Vientos helados soplan en mis labios
firmes desean el fin de este clamor
el fin de este gran castico inhumano.