domingo, 28 de marzo de 2010

Creación de azabache

Es deseo de nostalgia,
es amante del romántico,
remanso melancólico
en el tierno hogar del silencio.
Su oscuridad noctámbula
rompe la ruidosa rutina
que el corazón de las personas
cruelmente calcina.
El lenguaje del artista
en obra azabache de la creación
se afana en transformarla
con óleo o pluma de pasión.
Son solo retales de ideas
de la musa de musas,
la noche cubierta o clara,
estrellada o lluviosa,
de tormenta o viento,
de susurros que escuchas
perderse en el tiempo
cuando de la noche respiras
su más profundo aliento.