lunes, 21 de febrero de 2011

El cruel señor Chronos

Cansado y fatigado estoy,
espero encontrar ya
a Chronos, dios insensible.
De su insufrible capricho
el tiempo esclavo y dominado está:
veloz y fugaz pasa
si junto a mi lado estás,
eterno y longevo parece
cuando con gran paciencia
te tengo que esperar.
El minutero acompasado
marca la cuenta atrás,
despiadado, impertérrito,
machaca en cada paso
con su sonado compás,
cuando tú, mi sueño alado,
me vienes a iluminar.
¡Ah! ¡Dios insensible!
¡Maneja el tiempo a maldad!
Ya le encontraré, ya...
Vendetta le tengo jurada.
Ojala su vil y sucia infamia
con malicia le pudiera pagar.
Cuando estás a mi lado
el tiempo no sabe igual...
Que pronto se escapa,
que pronto se va.



Dedicada al ángel que siempre soñé encontrar,
que mi vida ha cambiado y que me hace tan feliz.