domingo, 31 de octubre de 2010

Se te echa de menos

No sabes cuanto te puedo llegar a echar de menos...

Por suerte, siempre podré llevar conmigo las cuerdas de una guitarra que encierran tanto sentimiento...

1 comentario:

manuel dijo...

tu cruz, la guardo como un tesoro. como te dije, la he unido a la pulsera y así poder llevarla conmigo siempre. y cada vez que pienso en ti, que te añoro, que te quiero. le doy un beso a la cruz, esperando que de alguna forma llegue a ti.